Author: Brahams

Después de varios intentos por tener un sitio web por fin logras tener tu página personal o la página de la empresa y estás muy feliz porque finalmente lo has logrado y ahora tu sitio está al aire. Estás muy orgulloso con el sitio cuando de pronto un amigo o un cliente tuyo te dice que ha tratado de visualizar tu sitio en su tableta y no ha podido verlo correctamente. Para aclarar esas dudas, te diriges a tu computadora de escritorio, navegas por tu sitio y te das cuenta de que todo sigue funcionando bien